ANIMALES DEL PARQUE de Mila Guerrero

Animales del parque, una visión sin edulcorar de las relaciones entre padres e hijos durante esos difíciles años en los que todos son novatos en sus roles y tantas horas comparten en los parques urbanos aprendiendo a conocerse.

A pesar de todas las señales que te advierten con claridad de lo contrario, una fuerza superior se apodera de tus decisiones y acabas siendo madre, o padre, un paso certero hacia la ansiada transcendencia.

Con el tiempo, se produce en ti una transformación inevitable e inaudita de la que no hay salida ni marcha atrás. Descubres, con suerte y esfuerzos titánicos, que esa vida que no esperabas te convierte en otra persona más plena, más humana, más vital. La felicidad es eso, puedes dejar de buscar. Si por el contrario la fortuna no te acompaña, y tu empeño resulta insuficiente, pasarás el resto de tus días añorando un pasado que jamás volverá.

Buena parte de esos años inciertos en los que tu descendencia aún te necesita la pasarás en los parques, compartiendo tu desazón con otros padres que también están bajo la influencia de ese hechizo sin retorno, en esa lucha interior para adaptarse, para no sucumbir en el intento de sobrevivirse a sí mismos.

Con frecuencia olvidamos que los hijos son, en esencia, otros, y que también libran su propia batalla.

Mila Guerrero (Morón de la Frontera, Sevilla, 1973) es licenciada en Filología Inglesa por la Universidad de Sevilla.

Su primer libro, Un corazón de hormiga, recopilaba relatos premiados en diversos concursos literarios: Certamen de Narraciones Miguel Cabrera, Premio de Narraciones Ciudad de Cantillana, Certamen de relatos de la biblioteca Miguel de Cervantes de Herencia y Certamen de relatos Editorial Nemira.

Otros relatos suyos fueron asimismo premiados, como “Malditos”, en el Certamen de relatos Para la Igualdad, o recogidos en diversas antologías: “Ojos”, en la recopilación Cuentos Negros, “El Tiempo” en Los vicios solitarios o “Carmen”, en el libro colectivo a beneficio de los enfermos de AME Cuentos por la vida.

Ha colaborado con proyectos culturales como Carrera de Fondo, El cuarto blanco o Página en blanco, y ha impartido clases de escritura creativa y animación a la lectura en el Aula de la Experiencia de la Universidad de Sevilla. Se encuentra también entre los varios autores de la obra de teatro La tragicomedia del Gallo de Morón.

En el blog Terapia Opuscular cultiva con pasión el microrrelato, del que gusta especialmente porque su brevedad permite aumentar la intensidad de emoción que se transmite al lector. Los aspectos más prosaicos los expresa a través de “La Lupa”, una columna de opinión en el periódico digital Morón información.

Deja un comentario