EL DESMADRE DE LOS SERVICIOS SOCIALES de Consuelo García del Cid Guerra

El compromiso de Consuelo García del Cid Guerra en defensa de los derechos de la mujer queda demostrado ampliamente en sus libros Preventorio de Guadarrama. La voz de la memoria y Las desterradas hijas de Eva. En ellos denuncia graves casos de maltrato físico y psicológico en diversas instituciones durante el franquismo y primeros años de la democracia que llegaron incluso al robo de bebés.
El desmadre de los servicios sociales destapa las irregularidades existentes en la actualidad en casos de menores tutelados por la administración. En la investigación se pone de manifiesto la relativa facilidad con la que se puede perder la custodia de un menor por la vía administrativa; los largos periodos de tiempo que pueden transcurrir antes de que la justicia dicte una resolución al respecto; el gran negocio que suponen los centros de menores; los vínculos entre algunas organizaciones que dirigen estos centros y las que lo hacían en tiempos de la dictadura… Finalmente, la reacción de la ciudadanía a todos estos desmadres del sistema con la creación de la Marea turquesa para la defensa de los menores tutelados y sus madres y SIMICAT (STOP Impunidad Maltrato Infantil).

Consuelo García del Cid Guerra (Barcelona, 1958) es directora del periódico digital www.tenemoslapalabra.com. Durante los años 70 y 80 colaboró con Ajoblanco, El Viejo Topo y Ozono. Cofundó la revista literaria Orto. Sus obras de investigación-denuncia sobre casos de abusos y maltrato a mujeres y robo de niños en centros públicos durante el franquismo Las desterradas hijas de Eva y Preventorio de Guadarrama. La voz de la Memoria han tenido una amplia cobertura televisiva en Espejo público de Antena 3.
Autora del libro de relatos Por lo que hemos sido (1980), formó parte como poeta en la Antología Nueva Poesía Castellana (1979) y en la Antología Peliart (1980). Fue premio de poesía Literaducto (1979) y finalista del premio de Novela Elyssée por su obra Una enjundia de nada (1978). Es autora de las novelas Al ladrón, No me olvides, Te la quitaré aunque esté muerto y Librada, así como de los ensayos políticos Ruega por nosotras y Camino de la justicia.