Desde una tangible cotidianidad, Lola Almeyda nos permite, con una inteligencia inusitada, adentrarnos con estas instrucciones en su mundo interior. Un planeta de cosas grandiosas y pequeñas, con dosis calculadas de nostalgia y de un tiempo encapsulado. Con su retórica cercana, puede hundirnos o elevarnos antojándose este poemario como un manual de supervivencia para la vida.

María Dolores Almeyda nació en Sotiel, una pequeña pedanía minera de Calañas, provincia de Huelva. Desde allí vio muchos anocheceres, aprendió a escuchar lo que le decía la tierra, los sonidos de la mina y esa sociedad de hombres y mujeres que cuando salen de debajo de la tierra, levantan la cara orgullosos y extrañados de seguir vivos.

Cronológicamente, ha publicado el libro de poemas Versos clandestinos (2011); el libro de relatos Algunos van a morir (2012); La casa como un árbol, poesía, del que se han hecho varias ediciones (2013) y la novela Veintidós estaciones(2015).

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies